Estafas de segunda mano

Las aplicaciones y webs de compraventa de segunda mano son una opción muy cómoda para vender aquellas cosas que no se usan y para comprar productos más baratos. Pero al igual que sucede en las compras o ventas físicas, en la compra o venta o line también puedes se puede ser víctima de una estafa. Las estafas en las plataformas de compraventa de productos de segunda mano suelen ser habituales, al igual que los anuncios falsos, que también son una estafa.

estafa on line

Falsos vendedores

Los falsos vendedores crearán un anuncio sobre algún artículo que ni siquiera poseen, empleando para ello fotos robadas de otros sitios de Internet y pondrán un como cebo precio por debajo de lo habitual para asegurarse de que la gente "pique". Después, pedirán a su víctima que haga una transferencia por algún medio de pago rápido, como PayPal (pago entre conocidos), Bizum o a través de Western Union o similares, métodos donde recuperar el dinero perdido puede ser complicado o imposible.  Realizado el pago, los falsos vendedores desaparecerán sin, evidentemente haber enviado el artículo en cuestión.

Compradores maliciosos 

Debe desconfiarse de los compradores que a la hora de pagar u organizar el envío del dinero, exigen continuar fuera de la plataforma de la aplicaciónSi el vendedor accede, le pedirán un correo electrónico para continuar con la operación. No suelen regatear en el precio y muestran cierta urgencia en cerrar el trato. La trampa se materializa cuando el vendedor recibe un correo con un enlace de una supuesta entidad bancaria que solicita los datos de su tarjeta para ingresar en su cuenta el importe acordado. En el momento en que el vendedor facilite los datos se consuma la estafa, ya que se usarán para sustraerle dinero o realizar compras con su tarjeta.
Del mismo modo, tal y como ya explicamos, conviene ser cauteloso con aquellos vendedores con prisa por vender, con un perfil muy reciente (días) o si el producto es muy barato.
Y cuidado con los links donde se pida facilitar los datos bancarios con la excusa de ingresar dinero en su cuenta. Son intentos de phishing.

Recomendaciones

  • Priorice webs o plataformas conocidas y no salga de ellas, ya que disponen de controles internos de seguridad para detectar todo tipo de fraudes. Desconfíe de los compradores o vendedores que a la hora de pagar u organizar el envío exigen continuar fuera de ella.

  • Antes de comprar o vender o un producto revise el perfil de la otra parte. Sea especialmente cauteloso con perfiles con poca antigüedad y sin reseñas, sobre todo si tienen mucha prisa por cerrar la gestión o el producto que anuncian es especialmente barato.

  • La petición de datos de la otra parte, como un correo electrónico o un teléfono de contacto puede ser el inicio de un intento de phishing. Desconfíe de los links que le lleguen por estos medios, podrían solicitarle sus datos bancarios con alguna excusa aparentemente razonable.

  • Para los pagos, aproveche las herramientas que ofrece la plataforma. Pero si finalmente opta por comprar o vender el producto en persona, priorice el efectivo. Si le hacen un bizum, asegúrese que no le están pidiendo aceptar una solicitud de dinero (en vez de un ingreso).

Cómo actuar en caso de estafa

  • Si ha sido víctima de una estafa por internet, deberá denunciar los hechos ante la policía o bien ante el Juzgado de Guardia, adjuntando toda la documentación de la que disponga (justificante de transferencia, registro de llamadas, pantallazos de las conversaciones mantenidas con el vendedor o comprador, los datos del supuesto vendedor o comprador, etc.). 

  • Asimismo, denuncie el hecho a la mayor brevedad ante la plataforma de compra-venta.