Elección de la comercializadora y contratación del suministro

Contratación
  

Elección de la comercializadora

Desde el 1 de julio de 2009, los consumidores que están conectados en baja tensión con una potencia contratada de hasta 10 kW, pueden elegir si contratar el suministro bajo precio regulado o en el mercado libre.

1.- La contratación regulada se realiza con una empresa comercializadora de referencia de entre las designadas por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para contratar el Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) o la Tarifa de Último Recurso (TUR). Las condiciones económicas y contractuales del suministro están reguladas legalmente.

Las compañías actualmente designadas como comercializadoras de referencia son:

- Endesa Energía XXI, S.L.U.
- Iberdrola Comercialización de Último Recurso, S.A.U.
- Gas natural S.U.R. SDG, S.A.
- E.ON Comercializadora de Último Recurso, S.L.
- EDP Comercializadora de Último Recurso, S.A.

2.- La contratación en régimen de mercado libre se realiza con compañías diferentes de las de referencia. En este caso el precio y las condiciones del suministro son las previstas en la oferta y aceptadas libremente por el consumidor. Los contratos deben incluir cláusulas sobre la permanencia, revisión de la oferta, contratación de otros servicios, posibles penalizaciones en caso de anulación anticipada del contrato, etc.

Puede consultarse el listado de comercializadoras de energía en la página web de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Siempre que quiera el consumidor puede cambiar de compañía sin coste alguno. El plazo para que se haga efectivo el cambio de comercializador no puede ser superior a 21 días.
 

Contratación

La contratación del suministro es personal y su titular tiene que ser el usuario efectivo de la energía, por lo que no puede utilizarlo en lugar distinto para el que fue contratado, ni cederlo o venderlo a terceros.

El consumidor tiene derecho a ser informado y asesorado por la compañía sobre la tarifa, su modalidad de aplicación, la potencia a contratar, los complementos tarifarios y las demás condiciones del contrato que sean más convenientes para él, con el fin de que pueda elegir libremente la que más le convenga, entre las tarifas oficialmente aprobadas. Además, puede cambiar la potencia contratada, aunque no más de una vez en el plazo de un año, a no ser que se llegue a un acuerdo con la compañía suministradora.

La empresa puede exigir, en el momento de la contratación, la entrega de un depósito de garantía. El depósito se devuelve de manera automática cuando finaliza el contrato, y se descuenta la cantidad necesaria para cubrir el saldo pendiente de pago. Al dar de alta un nuevo suministro, además del depósito, también se cobran los derechos de acometida o enganche establecidos.

Las empresas pueden negarse a suscribir contratos de suministro en estos dos casos:

- Cuando el consumidor tiene deudas con cualquier empresa distribuidora, justificadas por una sentencia judicial firme, siempre que su cuantía sea superior a 150,25€ y que no se haya justificado el pago de esa deuda.

- Cuando las instalaciones del consumidor no reúnan las condiciones técnicas y de seguridad reglamentarias.

Tipos de contratos

Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC)

La duración del contrato es anual y se prorroga automáticamente por periodos iguales. No obstante, el consumidor puede resolver el contrato (o cualquiera de sus prórrogas) antes de ese plazo y sin coste.

La comercializadora de referencia debe avisar al consumidor, dos meses antes de que venza el contrato, por escrito o en cualquier otro soporte duradero, de que si no se solicita un nuevo contrato con la misma compañía o con otra, a partir de la fecha de vencimiento se le seguirán aplicando las mismas condiciones contratadas.

El precio voluntario para el pequeño consumidor tiene las siguientes modalidades: sin discriminación horaria y con discriminación horaria de dos o tres periodos al día. Para poder acogerse a ellas, es necesario tener instalado un contador con discriminación horaria y un dispositivo de control de potencia. Consulte con su compañía.

Desde el 1 de julio de 2014, las comercializadoras deben adaptar los contratos que ya tienen suscritos con sus clientes a los nuevos cambios normativos. Para ello, tienen que enviarles un mes antes de que venza el contrato o alguna de sus prórrogas, el nuevo contrato. La adaptación no puede conllevar ninguna penalización al consumidor.

Precio fijo anual

Según la nueva normativa (Real Decreto 216/2014), las comercializadoras de referencia, están obligadas a ofrecer al consumidor, como alternativa al PVPC, un contrato con un precio fijo para el consumo real de la electricidad para todo el año. Las compañías deben comunicar sus ofertas a la CNMC para que los consumidores puedan consultarlas y compararlas. 

La duración del contrato es anual y se prorroga automáticamente, si así se ha acordado expresamente. En caso contrario, la comercializadora, al finalizar el contrato, puede optar por aplicar el precio voluntario para el pequeño consumidor o renovar la oferta a precio fijo anual. En estos casos, debe comunicarse el nuevo precio al consumidor un mes antes de que venza el contrato anual.

En caso de que el usuario decida darse de baja antes de que transcurra un año, la comercializadora puede penalizarle, como máximo, con un 5% del consumo estimado pendiente.

Tarifa de Último Recurso (TUR)

Lo pueden contratar los consumidores que tienen la condición de vulnerables (por ejemplo, los consumidores acogidos al bono social) y, los que, sin cumplir los requisitos para la aplicación del precio voluntario para el pequeño consumidor, transitoriamente no disponen de un contrato de suministro en vigor con un comercializador en el mercado libre.

Según la legislación vigente (Disposición transitoria décima de la Ley 24/2013, 26 de diciembre), los consumidores con derecho a acogerse al bono social son los titulares de contratos con potencia  inferior a 3kW en su vivienda habitual y los que cumplan los siguientes requisitos:

1. Ser pensionista de 60 o más años y percibir una pensión mínima por jubilación, incapacidad permanente o viudedad, así como los beneficiarios del extinguido Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI).
2. Ser familia numerosa.
3. Tener a todos los miembros de la familia en situación de desempleo.

Los contratos con las comercializadoras de referencia deben contener, al menos, la siguiente información:

  • Identidad y dirección de la empresa.
  • tipo de contrato (PVCP o precio fijo anual).
  • Identificación del suministro (CUPS), número de póliza y potencia contratada.
  • Servicio de atención al cliente de que dispone la comercializadora para atender las posibles quejas, reclamaciones e incidencias en relación al servcio contratado.
  • Procedimiento de resolución de conflictos.
  • Casos en los que se puede suspender el suministro.

Los contratos de precio voluntario para el pequeño consumidor, así como los de precio fijo anual no pueden incluir otros productos o servicios adicionales.

Mercado libre

En esta opción de contratación, la duración y prórroga, las posibles penalizaciones en caso de anulación anticipada del contrato por parte del consumidor, así como el precio y las ofertas de carácter promocional, dependen de las condiciones que se establezcan en el contrato.

El consumidor con derecho a acogerse al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor siempre puede volver al PVPC aunque haya optado por alguna de las modalidades de contratación alternativas.